6 consejos para perder peso rápido | Cuerpo sano

Índice del artículo

Nos pasamos el día buscando métodos para perder peso rápido, y siempre pensamos en dietas restrictivas y en pasarlo mal para conseguirlo. Nada más lejos de la realidad. Hay guías y consejos que te ayudan, pero también se ha de tener en mente qué significa “rápido” en el contexto de quemar grasa del cuerpo, y el cómo hacerlo. Nosotros tenemos estos consejos que darte para que lo logres, porque es posible.

Para perder peso rápido se ha de tener unos objetivos

Tener objetivos es clave para mantener la motivación que fluctúa a lo largo de los días. E incluso durante el mismo día. Es bueno que te pongas un objetivo medible como lo es el peso, aunque has de ser realista con lo que significa rápido. Puedes querer perder 10 kg en una semana, pero ni es posible, ni es viable, ni es sano. Lo ideal es perder un kilo por semana como mucho, para que ese cambio perdure en el tiempo. ¡Siempre que estés bajando estarás en el camino correcto!

Por supuesto, también te recomendamos que tu objetivo no sea solo bajar peso a largo plazo. Lo ideal es que te pongas metas a corto plazo para ir consiguiéndolas. También valora la fuerza ganada al entrenar, el que te sientas más sano, descansado y desestresado. Existen muchos beneficios a tener en cuenta.

Introduce cambios en tu rutina

El cuerpo se adapta con el tiempo a los ejercicios que realices. Depende de tu estado físico actual el que tengas que introducir cambios más drásticos. Si tienes un estilo de vida sedentario puedes proponerte, por ejemplo, andar cinco mil pasos cada día durante una semana. Después de esa semana tendrás que ir aumentándolos para que el perder peso rápido y no estancarte. Cuando llegues a algún estado de meseta, deberás plantearte hacer baile, ejercicios de calistenia u otras opciones. Para adaptarlo a tu vida y que te siga gustando lo que haces y lo mantengas durante mucho tiempo, puedes hacerlo en tu casa y de forma online.

¡Bebe agua!

Es de vital importancia que te hidrates para que tu cuerpo funcione a pleno rendimiento. En caso de que no estar hidratado, una báscula que solo mida el peso sí que dará un número más bajo pero no será real y no durará por mucho tiempo. Aunque quieras perder peso rápido, lo ideal es no recuperarlo de nuevo. Y quieres que ese peso perdido sea de grasa y no de músculo o de agua.

Descansa lo suficiente

Cuando hablamos de descanso, en el deporte lo hacemos de dos formas. La primera es teniendo días en los que no se entrena, o se hacen ejercicios de descanso activo. Cuando se entrena se ha de dar el 100% para que los ejercicios sean efectivos. Si el entrenamiento es constante y sentimos dolor y fatiga y los siguientes días solo estamos al 60%, no tendrá sentido el esfuerzo invertido. Además, los músculos deben regenerarse y adaptarse para que la siguiente vez que se realice el ejercicio sea más fácil. Esto solo ocurre durante los periodos de descanso.

La segunda forma en la que se debe descansar es durmiendo. Nada de dormir pocas horas; tienes que descansar las 8 horas recomendadas como mínimo. Cuando duermes lo necesario no tienes tanto apetito, porque el cuerpo no responde a la falta de energía buscando el aporte a través de comida. También te enfrentarás al día con menos estrés, lo que desciende los niveles de cortisol, que es una hormona que ayuda a almacenar grasa. No quieres eso; quieres perderla. Y relajarte es la solución.

Come conscientemente

Puedes creer que sabes lo que comes porque es lo que el cuerpo te pide, pero puede que le hayas acostumbrado a más. Para perder peso rápido tienes que estar en déficit calórico. Esto significa gastar más energía de la que aportas, y se consigue tanto comiendo menos como haciendo deporte para gastar más calorías. Comer conscientemente incluye entender las porciones de macronutrientes que necesitas diariamente, saber a qué grupo alimenticio pertenece cada alimento a tomar, mirar las etiquetas de lo que compramos para saber qué es saludable, y masticar y saborear la comida lentamente.

Además de perder peso rápido viéndolo en la báscula, mídelo con una cinta métrica

Perder volumen de grasa o ganar de músculo se ve mucho mejor al tomarse las medidas que fijándonos solo en un número de la báscula. La cinta ayuda a ver esos cambios que se producen más al comienzo de la pérdida, ya que el volumen disminuye mucho. Eso motiva a seguir con ello. ¡Y eso es justo lo que queremos! ¡Seguir y mantenerlo!

Si todavía no sabes por dónde empezar para perder peso rápido, y sabes que necesitas cambiar tu nutrición, nosotros podemos ayudarte de forma online con un nutricionista que te dará atención personalizada. Comienza el cambio de vida y disfruta el recorrido.

Artículos relacionados

Ayuda-a-tus-musculos-a-recuperarse

Ayuda a tus músculos a recuperarse

Dentro de un plan de entrenamiento también es necesario respetar los tiempos de descanso, con el fin de evitar lesiones por fatiga muscular. Cuando practicas deporte,