Cómo fortalecer las piernas | Te lo contamos

Índice del artículo

Algunos grupos musculares logran un mayor protagonismo en las rutinas de entrenamiento, bien porque se consideran más importantes bien porque son más visibles. Sin embargo, para obtener un buen equilibrio en la musculatura y disfrutar de todos sus beneficios, no podemos descuidar a las grandes olvidadas. Por eso, hoy te contamos cómo fortalecer las piernas

Por qué nos cuesta entrenar el tren inferior

Las piernas están formadas por músculos largos y con un tamaño mayor que los del resto de nuestro cuerpo. Pero además, dado que las usamos de manera continua para desplazarnos, están sometidas a un cierto esfuerzo día tras día. 
¿Y qué tiene que ver esto con el entrenamiento? Mucho. Al ser una musculatura grande se requiere más tiempo trabajándola para poder ver resultados. Además, el hecho de que ya partan de una cierta base de trabajo, implica que tengamos que aplicar más peso o más intensidad en los ejercicios para que la fuerza se incremente. 
Por otra parte, las piernas necesitan más sangre, lo que hace que suponga un esfuerzo mayor entrenarlas. Y dado que no siempre se afrontan los retos que acarrea el entrenamiento de fuerza, la tendencia es abandonar antes de tiempo o aplicar un peso excesivamente bajo que no se asume como un desafío. 
Pero si has llegado al punto en el que has decidido finalmente fortalecer tus piernas porque quieres que tu apariencia cambie y sentir que tienes más fuerza en tu tren inferior, te dejamos algunos ejercicios que marcarán la diferencia. 

Cómo fortalecer las piernas con ejercicios sencillos

Como en cualquier entrenamiento, los ejercicios que te hemos preparado pueden realizarse con diferentes intensidades. En función de tu condición física, tendrás que aumentarla o disminuirla para que no te excedas sin tener el suficiente fondo ni para que la intensidad sea tan baja que ni siquiera estés estimulando la musculatura. 
Dicho de otro modo, si te estás iniciando, prueba a utilizar únicamente tu peso corporal. Es decir, que no incluyas mancuernas ni barras con peso. Pero si ya tienes una buena condición física, es el momento de ir aumentando la carga para que la musculatura pueda seguir creciendo y haciéndose más fuerte. ¡Aquí te dejamos los ejercicios!

Sentadillas

Las sentadillas no pueden faltar en ninguna referencia sobre cómo fortalecer las piernas. Con tantos seguidores como detractores (y no es para menos), son uno de los ejercicios más eficaces para trabajar este grupo muscular
De pie, separa las piernas a la anchura de la cadera y flexiona las rodillas como si te fueras a sentar. Mantén el pecho elevado para que no te inclines hacia delante y desplaza la cadera hacia atrás para que el esfuerzo recaiga en los músculos y no en las articulaciones de tus rodillas. Puedes separar más las piernas, cargar una barra o mancuernas. Una versión muy avanzada son los pistol squats o sentadillas a una pierna

Zancadas

Las zancadas, estocadas o lounges consisten en dar una zancada hacia delante o hacia atrás. La pierna de delante se flexiona intentando mantener un ángulo de 90º y la de atrás aproxima la rodilla al suelo sin tocar. El torso debe quedar bien recto y descender completamente en vertical. Contrae los abdominales para lograr el equilibrio y así trasladar el esfuerzo a las piernas. También puedes cargar una barra o mancuernas en cada mano. 

Puente

El puente es una elevación de la cadera en el suelo. Túmbate bocarriba y apoya los pies en el suelo para que tus piernas estén flexionadas. Eleva la cadera, pero mantén un ángulo de 90º en tus rodillas. La idea es que contraigas el glúteo. Puedes bajar y volver a subir sin llegar a tocar el suelo o hacer pequeñas contracciones en el punto más alto. Si quieres más intensidad, coloca peso sobre la pelvis. 

Elevación de talones

Colócate de pie con las piernas juntas. Las puntas de los pies pueden apuntar hacia delante o hacia fuera. Mantén una postura recta con la pelvis hacia dentro y el abdomen contraído y eleva los talones del suelo. Es muy importante que todo el cuerpo esté bien fuerte para poder notar el ejercicio. Si tienes problemas para mantener el equilibrio, apoya las manos en una silla o en algún mueble, sin desplazar tu peso hacia este objeto. Para más intensidad, sujeta una mancuerna en cada mano. 
Ahora ya sabes cómo fortalecer las piernas con ejercicios sencillos. Si todavía te falta la motivación para ser regular en tus entrenamientos, ¡en Olimfit te estamos esperando! No solo ponemos a tu disposición múltiples rutinas de entrenamiento, sino que también puedes unirte a la tribu y hacer las clases online con nosotros. ¡Empieza desde hoy mismo a aumentar tu fuerza!

Artículos relacionados