Consejos para mejorar la resistencia

Índice del artículo

Para mejorar la resistencia se debe entrenar el aguante mediante diversos tipos de ejercicios y actividades. Por lo general serán a lo largo de más tiempo que el normal, con más repeticiones, peso o intensidad. Se trata de incrementar lo que se resiste de forma natural antes de agotarse. A pesar de que suena como un gran esfuerzo se pueden realizar actividades muy variadas, ya que no se trata de centrarse en un solo grupo de músculos sino en todo el cuerpo y también la mente.

4 ejercicios para mejorar la resistencia:

Cuando se desea entrenar la resistencia para aumentar la capacidad lo ideal es decantarse por actividades que implican mover todo el cuerpo. A fin de cuentas lo que se busca es tener una buena capacidad aeróbica, que el corazón y su musculatura así como los pulmones puedan aguantar intensidades moderadas y sea por un tiempo prolongada.

Practicar yoga diariamente

En ocasiones se ve el yoga como un deporte lento, flojo y relajante. La realidad es que hay cientos de formas de practicarlo, pero se utiliza toda la musculatura corporal y ayuda a acompasar la respiración al ejercicio. Mantener ciertas posturas difíciles ayuda con el aguante anaeróbico de la misma forma que lo haría un levantamiento de pesas, solo que utilizando el cuerpo. Lo ideal es que la práctica de yoga sea diaria y variada para mejorar la resistencia con más celeridad.

Hacer marcha deportiva prolongada

Hacer marcha eleva las pulsaciones más que caminar y permite su realización por más tiempo que correr. Por tanto, el sistema cardiovascular y el pulmonar podrán trabajar para aumentar su capacidad durante más tiempo. Aprender a realizar la marcha correctamente conlleva tiempo, pero tras ello, se pueden salvar distancias largas y disfrutar de los paseos. No es andar, pero tampoco correr.

Realiza natación

Nadar es una de las actividades con la que más fondo se desarrolla. Hace falta mover todo el cuerpo para mantenerse a flote y moverse contra el agua, se necesita vigilar mucho la respiración y se elevan las pulsaciones sin sentir demasiado calor e incomodidad. Es uno de los deportes que más se eligen, independientemente de la edad, por todos los beneficios que conlleva. Mejorar la resistencia es más fácil y entretenido en el agua.

Incrementar el número de largos, vueltas que se da a la piscina o se bucea son algunas de las opciones. La capacidad pulmonar aumenta rápidamente al nadar, y, por tanto, la oxigenación del cuerpo también mejora. También se pueden mezclar distintos estilos de nado como a crol o mariposa.

Saltar a la comba intensamente

Uno de los mejores entrenamientos, no solo de resistencia, sino también de fuerza y agilidad es saltar a la comba. Existen modelos muy simples para hacerlo al aire libre y otros más sofisticados digitales y de interior. Algo tan simple como saltar consigue elevar las pulsaciones muy rápido. Se salta con las piernas, se mantiene la comba en movimiento con los brazos y se debe respirar acompasadamente con cada salto. Para que sea un buen ejercicio para mejorar la resistencia lo ideal es ir variando la cantidad de saltos o la velocidad.

3 consejos para apoyar el entrenamiento de resistencia:

Además de entrenar, se ha de fortalecer el cuerpo y la mente de otras formas. A fin de cuentas, también se estará entrenando el aguante que se tiene a realizar ejercicio de manera continuada.

  1. Vigila tu alimentación. Somos lo que comemos y para entrenar necesitamos energía. Se debe ver la comida como una forma de aportar energía para llegar a superar el umbral de los límites y aumentar las capacidades. Los hidratos de carbono antes de realizar cualquiera de los anteriores ejercicios son imprescindibles. Se debe aportar para gastar.
  2. Adecúa el ejercicio a tu condición física. A pesar de que mejorar la resistencia supone un reto, se debe realizar con cabeza. Primero se ha de aumentar la capacidad pulmonar y cardiaca si es lo que menos se ha entrenado desde siempre. Así irán a la par con los músculos. Es importante entender la visión del cuerpo como un gran sistema que debe estar al mismo nivel para poder rendir positivamente.
  3. Haz un esfuerzo progresivo. Además de empezar suave, se ha de evaluar los progresos cada día. Puede ser mediante mediciones objetivas como lo son las pulsaciones y también con lo que sentimos en nuestro cuerpo tras un entrenamiento. Para mejorar la resistencia es importante no estancarse en un estado de meseta en el que se pueden realizar los ejercicios fácilmente. Siempre se debe incrementar la intensidad o la dificultad para aumentar el aguante.

Si deseas mejorar tu forma física, pero crees que necesitas algo más de ayuda puedes consultar con Olimfit el equipo de entrenadores personales con el que contamos y que pueden ayudarte. ¡Que nada te frene!

Artículos relacionados

Ayuda-a-tus-musculos-a-recuperarse

Ayuda a tus músculos a recuperarse

Dentro de un plan de entrenamiento también es necesario respetar los tiempos de descanso, con el fin de evitar lesiones por fatiga muscular. Cuando practicas deporte,