Cómo perder peso en casa: ejercicios y rutinas

Índice del artículo

¿Quieres perder peso en casa de manera rápida y efectiva? Estás en el lugar correcto. En Olimfit somos expertos en rutinas deportivas online, por lo que te vamos a proponer un plan sencillo para que puedas deshacerte de esos kilos de más sin salir a la calle. Presta atención a tu dieta y toma nota de los siguientes consejos que te vamos a dar. 

Cómo perder peso en casa

Después de la cuarentena, mucha gente se ha acostumbrado a la comodidad del hogar para estar en forma. Perder peso en casa sin ir al gimnasio también es posible. ¿Cómo? Con paciencia, disciplina y las siguientes pautas:

  • Toma un desayuno completo bajo en grasas y rico en fibra

  • Divide las comidas en raciones más pequeñas para controlar las calorías. 

  • Adelanta la hora de la cena a las 8 de la tarde. 

  • Reduce el consumo de alimentos procesados y sustitúyelo por frutas y verduras de temporada. 

  • Aprende a comer hidratos de carbono. 

  • Evita el exceso de sal. 

  • Incorpora los frutos secos y las semillas a tu dieta.

  • Bebe al menos dos litros de agua al día. 

Porque bajar de peso es el 80% nutrición y el 20% entrenamiento, no debes olvidar mantenerte activo. Te enseñamos cómo.

Ejercicios para perder peso en casa

Ahora que ya tienes las pautas para llevar una alimentación sana, es momento de mover el esqueleto. El ejercicio debe formar parte de tu día a día para lograr el objetivo de perder peso en casa. ¿Cómo? Con una sencilla rutina que te permitirá mantener a raya esos kilos que tanto te molestan. Busca un lugar con espacio suficiente, ponte ropa cómoda y haz estos ejercicios al menos tres veces por semana. Notarás la diferencia. 

Superman

Este es un ejercicio perfecto para comenzar a activar el cuerpo. Colócate boca abajo en el suelo con las piernas y los brazos estirados. Procura que la espalda esté recta. A continuación, levanta el brazo y la pierna contraria evitando que la espalda se curve. Después, repite este movimiento con el otro brazo. De esta manera, estarás trabajando los glúteos y la espalda. 

Plancha estática

Esta clase de ejercicios son perfectos para endurecer todo el cuerpo. En la posición en la que estás, apoya los codos sobre la esterilla y estira las piernas aguantando el peso sobre las puntas de los pies. Los brazos han de formar un ángulo recto. Procura no forzar el cuello manteniendo la mirada hacia el suelo. Estira el cuerpo todo lo posible y aguanta la posición un mínimo de 30 segundos. Recuerda que tus abdominales son los que tienen que trabajar para evitar que las lumbares sufran. 

Skipping

Vamos a activar un poco más el cuerpo con un ejercicio con el que lograrás entrar en calor. Desde la posición de plancha apoya las manos sobre el suelo e imita la posición de un corredor a punto de iniciar la salida. Comienza a levantar las piernas sin quitar las manos del suelo, adelantando un pie y después otro. Hazlo a la velocidad en la que no te sientas demasiado forzado y aguanta al menos un minuto. 

Sentadillas

Levántate con cuidado y ponte de pie. Vamos a realizar una flexión controlada de rodillas. Coloca los pies a la altura de los hombros con las puntas señalando ligeramente hacia afuera. Estira los brazos por delante del pecho y comienza a bajar manteniendo la espalda recta. Cuando llegues a un punto en el que notes que el cuádriceps está trabajando, regresa a la posición inicial. Si quieres añadir intensidad a este ejercicio, sólo tienes que coger unas mancuernas con los brazos pegados al cuerpo para hacer las sentadillas. 

Zancada

Los ejercicios que hacen trabajar las piernas son los que más trabajo cardiovascular implican para el cuerpo. La zancada se realiza de pie con las manos apoyadas en la cintura y adelantando una pierna con la rodilla flexionada por delante de la otra. Procura que la pierna que lleves al frente esté formando un ángulo 90º. Mantén la espalda recta y realiza zancadas alternando con ambas piernas.

Flexiones

Si sigues pensando que las flexiones solo son para personas muy en forma, estás equivocado. Prueba a realizar este ejercicio y ve aumentando el número de repeticiones según tu capacidad. Colócate en el suelo boca abajo y con la columna bien recta. Aprieta el glúteo, estira las piernas e intenta bajar el pecho hacia el suelo sin curvar la espalda. Si no te ves capaz, puedes apoyar las rodillas en el suelo e intentarlo de esta manera. 

Empieza a perder peso en casa gracias a nuestras rutinas deportivas online. Te invitamos a conocernos. 

Artículos relacionados